Distribuidor Herbalife España

Pan Esenio

Los panes hebreos, pan Esenio o pan Ezequiel, son panes de granos germinados.

Aunque su consumo no es habitual, son una excelente alternativa a los panes de masas precocinadas que venden en los supermercados y ciertas panaderías. De hecho, estos panes son asimilables por las personas del grupo sanguíneo O, porque las lectinas del gluten (que se encuentran principalmente en el tegumento de la semilla) han sido destruidas en el proceso de germinación. Estos panes son muy nutritivos y conservan muchas enzimas intactas.

Los Esenios, habitaron el Valle del Desierto de Judea allá por el 2.000 A.c. y tenían como principio fundamental vivir en total respeto y armonía con la naturaleza. Algunos historiadores dicen que fueron el germen del cristianismo, aunque existen diferentes versiones sobre el tema y hasta el descubrimiento de los Manuscritos del Mar Muerto el siglo pasado, no se ha sabido un poco más acerca de la vida y costumbres de esta comunidad. Lo curioso, es que a pesar de los milenios que separan a este pueblo de la civilización actual, haya llegado hasta nosotros uno de sus alimentos básicos, el pan Esenio o pan Ezequiel.

En el libro Pura fermentación: Todo el sabor, el valor nutricional y el arte que encierra la elaboración de alimentos vivos aparece una excelente receta para hacer este pan en la comodidad de nuestro hogar.

Receta Pan Esenio

  • 750 ml de granos germinados
  • 60 ml de masa madre natural
  • 2 ml sal

Moler los granos germinados (se pueden dejar algunos granos enteros, según el gusto de cada uno). Mezclar con la sal y la madre (también se puede poner semillas, especias, pasas, zanahoria rallada, etc.). Poner la mezcla en un molde de pan/bizcocho. Dejar fermentar (cubierto para evitar moscas & co.) a temperatura ambiente un día o dos. Secar el pan; los esenios lo secaban al sol; y se puede hacer así si hace calor y sol, en verano. Secarla medio día al sol, darle la vuelta, sacarlo del molde y dejar secar por el otro lado. También se puede secar en un horno muy suave, 95º durante unas 4 horas. Está listo cuando el pan encoge y se separa de las paredes del molde.

Un horno solar (que multiplica el calor del sol), un secador de pelo ó una deshidratadora pueden ser buenas alternativas para secar un pan esenio.

Germinación de los granos

Una hogaza se prepara con un vaso de grano seco, que una vez germinado multiplica por cuatro su tamaño.

Para que el pan conserve su poder de germinación, se utiliza trigo de la última cosecha procedente de agricultura ecológica. Se pone el grano en remojo en un recipiente cubierto con una malla, durante una noche. Por la mañana se escurre y lava bien para eliminar cualquier impureza. Se repite el lavado por la tarde con agua templada, ya que el frío dificulta la germinación. Por la noche tapar el recipiente con un paño grueso. Evitar también el excesivo calor, que puede resecar el grano. A los dos días, el brote alcanza la misma longitud que el grano, y ya se puede utilizar para hacer pan.

Una vez germinado, el trigo incrementa su contenido en vitaminas, especialmente del grupo B, E, E y ácidos grasos poliinsaturados. El proceso de germinación produce una pre-digestión de ciertas lectinas, responsables de ciertos tipos de alergia al trigo en individuos del grupo O.

En este momento se muele el grano en un molino de cereales. Es mejor un molino manual. El molino se lava después ya que una vez seca la harina es difícil de limpiarlo.

La hogaza


Se trabaja la masa con las manos, se le añade sal marina si se desea y se le da forma a la hogaza de unos tres dedos de grueso. Se hornea en un recipiente pirex o en un molde, evitando superar los 70º de temperatura para no destruir las vitaminas y las enzimas, y para evitar que el pan se seque en vez de cocerse. La cocción depende del tamaño de la masa, la humedad y el calor: entre 4 y 10 horas. Una temperatura más elevada incrementa la pérdida de nutrientes. Si se cuece demasiado rápido la corteza se endurece mientras el interior queda demasiado húmedo.

Se puede añadir a la masa otros ingredientes:

  • semillas: anís verde (matalaúga), girasol, sésamo o calabaza
  • frutas desecada (pasas…)
  • verduras ralladas (calabacín, zanahoria)
  • plantas aromáticas
  • otros cereales germinados

además de variar su sabor aportan otros nutrientes.

Aquí os dejamos un gráfico explicativo para que acabéis de comprender todo el proceso:

Pan Esenio por Victor Paiam

Pan Esenio por Victor Paiam

 

Fuente: Los grupos sanguíneos y la alimentación de Peter J. D’Adamo, Pura fermentación, recetas esenias tradicionales, delikatessences, laboratoridecuina.

Pan Esenio was last modified: agosto 29th, 2017 by Herbalinea

, , ,

No comments yet.

Deja un comentario